Una anécdota sobre armas de encripción masiva

En la época de KMyMoney 2 el código estaba alojado en Sourceforge. Hoy sigue ahí la vieja versión y la web, pero el código está en otra parte. La parte interesante es que Sourceforge es una compañía estadounidense.

Resulta que en 2010, escriben a la lista de correo pidiendo que por favor cambiemos una configuración, porque un usuario no podía acceder al código. Ante la sorpresa, me puse a averiguar. Resulta que el usuario era de Irán, y nos pedía cambiar la configuración del proyecto en Sourceforge que especificaba que KMyMoney contenía herramientas de encripción. Efectivamente, KMM tiene una opción para encriptar los archivos con GPG, para mayor seguridad y confidencialidad. Y como el usuario estaba en Irán, la exportación de software con encripción esta prohibida de acuerdo a las leyes de EE.UU.

Lo discutimos internamente, pero no podíamos arriesgarnos a cambiar esa configuración y que el proyecto fuera dado de baja, o pudiera resultar perjudicado alguno de los desarrolladores viviendo en EE.UU. Finalmente, dirigimos al usuario a que baje la aplicación de alguna distro europea, donde no hay restricciones estúpidas.

Tiempo después migramos el código a la infraestructura de KDE, con servidores en suelo europeo, y el tema quedó en el olvido. Hasta ahora, que la encripción y las regulaciones estadounidenses volvieron a tener relevancia.

Nota: la palabra correcta es codificación y no encripción, pero es ambigua en este contexto, así que es más claro usar la castellanización de encryption.

Actualización: Otra palabra más específica y clara para usar es “cifrado”. (vía @P8432)

About asoliverez

Free Software developer, KDE e.V. member, political activist at SoftwareLibreConCFK, Zen Buddhist, son of a retired physicist and politician ,and a Literature professor; husband of a beautiful QA consultant, and father of the cutest daughter